Novedad

Calendario

Este es el Calendario de Pequeña Holanda para el año 2017.
En las fechas mencionadas hacemos siempre algo especial.

 

Fecha Conmemoración
27 y 28 de febrero Carnavales en Pequeña Holanda
24 de marzo Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia
2 de abril Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvina
13 y 14 de abril Jueves y Viernes Santos
1 de mayo Día del Trabajador
25 de mayo Día de la Revolución de Mayo
junio (a definir) Semana de Italia
18 de junio Día del Padre (3er domingo de Junio)
20 de junio Paso a la Inmortalidad del General Manuel Belgrano
9 de julio Día de la Independencia
Vacaciones de Invierno Vacaciones de Invierno
20 de agosto Día del niño (3er domingo de agosto)
21 de agosto Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín
septiembre (a definir) Programación especial para la Fiesta de la Flor
9 de octubre Día del Respeto a la Diversidad Cultural
15 de octubre Día de la Madre (3er domingo de Octubre)
octubre (a definir) VII Oktoberfest
27 de noviembre Día de la Soberanía Nacional
8 de diciembre Inmaculada Concepción de María
   
 

 

Carnavales en Pequeña Holanda (volver)

Tirá una cana al aire, vení y divertite con el bautismo ecuatorial, coronación del Rey Neptuno, baile de disfraces, elección de la Reina y el Rey del Carnaval. Pileta de agua salada, arena, sombrillas, reposeras y mucha diversión. Show y baile para todo el mundo...!! Concurso de disfraces. Elección de los reyes del Carnaval. Almuerzo con nuestra clásica y bien surtida parrilla con frescas ensaladas y guarniciones. Todo sin límite. Un trago de las Antillas Holandesas como postre, que se sube a la cabeza y te hará mover los pies con la mejor música de Escobar.

 

 

 

Oktoberfest en Pequeña Holanda (volver)

Durante el mes de octubre realizamos nuestro ya clásico Oktoberfest, tradicional evento de la cultura alemana.

¿Qué es el Oktoberfest?

Es una fiesta popular que se inicia en 1810 en las afueras de Munich, con motivo del casamiento del rey Ludwig de Baviera con la princesa Teresa, en los prados del castillo del rey. Fueron festejos tan hermosos y alegres, que el pueblo espontáneamente los repitió todos los años, con profusión de cerveza, la bebida regional. La alegría reinante en estas fiestas es tan extraordinaria que gente de todo el mundo concurre para participar. El año pasado Munich congregó a 6 millones de personas que festejaron en los prados de Teresa y el rey Ludwig. Estos festejos se hicieron en buenas épocas y también en tiempos no tan buenos. Hubo allí recesiones, depresiones y guerras y la fiesta se hizo igual. Porque se hacía un paréntesis, un recreo en toda la malaria para dar un respiro al espíritu, un recreo al alma.

Desarrollo

A eso de las 11 hs. comienza a llegar la gente y simpáticas holandesitas van recibiendo a los concurrentes con cerveza, acompañado con quesitos, salchichitas y papitas para picar, explicando las distintas actividades y programas que se proyectan para el día. Habrá bailes, música, y en el escenario central se anotarán los valientes que deseen participar en los clásicos concursos cerveceros a efectuarse antes del almuerzo. Música de distintos países irá acompañando a los concurrentes por su paseo entre los diversos stands de artesanos, para ver o adquirir souvenirs, música, tortas caseras, artesanías, productos de la granja, dulces caseros, miel de la zona, quesos, etc. En el Stand Cervecero se pueden degustar y comprar cervezas de todo el mundo y todos los sabores. El almuerzo típico es con costillitas de cerdo, chucrut y nokerl (ñoquis alemanes), acompañado de variadas ensaladas, jugos, agua mineral, vinos y la infaltable cerveza a canilla libre. Ricos postres caseros completan un almuerzo para recordar. Y sigue el Oktoberfest, con desfile y danzas de los jóvenes de las colectividades extranjeras ataviados con sus trajes típicos en el escenario central. Cantos y mucha alegría nos muestran cómo se festeja esta popular fiesta en Munich. Todos participan cantando y bailando en la algarabía general de la tarde. Para no debilitarse con tanta actividad, a la tardecita, las holandesitas pasan ofreciendo krapfen (rosquillas dulces) a los concurrentes para hacer más llevadero el regreso a casa.